fbpx

Cronauer Law, LLP

512-733-5151

Contáctenos

¿Tiene curiosidad sobre su asunto jurídico de derechos civiles?

Lea a continuación.

Póngase en contacto con nosotros si no encuentra respuesta a su pregunta.

Preguntas frecuentes

En general, los derechos civiles pueden considerarse derechos constitucionales, es decir, derechos protegidos por la Constitución de Estados Unidos. Se trataría de cosas como el derecho a no ser registrado e incautado de forma irrazonable; el derecho a la protección igualitaria ante la ley; y el derecho a la libertad de expresión.

En el ámbito penal, estos derechos son exigibles a través del proceso penal ordinario. Por ejemplo, si un agente de policía lleva a cabo un registro inconstitucional de alguien y encuentra pruebas incriminatorias, esas pruebas pueden ser suprimidas en el juicio porque el agente de policía actuó inconstitucionalmente.

Con el tiempo, el Congreso reconoció que los ciudadanos también necesitaban una vía privada (civil) para hacer valer sus derechos constitucionales. Después de todo, no todos los casos llegan a un juicio penal. El Congreso actuó aprobando la legislación.

La ley más utilizada para hacer cumplir los derechos civiles es la 42 U.S.C. § 1983. Esta ley es bastante sencilla: si un empleado del gobierno estatal o local utiliza su posición gubernamental para violar los derechos constitucionales de un ciudadano, éste puede presentar una demanda. El ciudadano puede recuperar los daños y perjuicios (dinero) y, en algunos casos, los honorarios de su abogado, fomentando así la aplicación privada de esta ley.

Las reclamaciones de derechos civiles tienen muchas formas y tamaños, como las relativas a la mala conducta de los agentes de policía (fuerza excesiva), la discriminación por razón de sexo o raza en funciones de la administración pública (igualdad de protección) y la restricción de la libertad de expresión (libertad de expresión). A veces, estas demandas constitucionales pueden incluso acumularse con otras demandas de derechos civiles protegidos por otras leyes.

Si. Aunque alguien esté en la cárcel o en prisión, sigue teniendo derechos civiles. Esos derechos están limitados, pero no han desaparecido del todo.

El problema de derechos civiles más común al que se enfrentan los presos tiene que ver con la atención médica. Los funcionarios de prisiones tienen la responsabilidad de facilitar la atención médica necesaria a las personas bajo su custodia. Según la norma legal, la «indiferencia deliberada» hacia las necesidades sanitarias de un preso puede considerarse una violación de los derechos civiles.

En el contexto jurídico, accesibilidad significa generalmente hacer las cosas accesibles a las personas con discapacidad. Hay muchas leyes diferentes que regulan la accesibilidad. 

A nivel federal, la ley más importante es la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). La ADA prohíbe la discriminación de las personas con discapacidad en el empleo, en los servicios ofrecidos por entidades públicas (por ejemplo, gobiernos estatales y locales) y en los servicios ofrecidos por empresas que atienden al público (por ejemplo, tiendas y restaurantes). Otra ley federal importante es la Ley de Rehabilitación, que prohíbe en general la discriminación por motivos de discapacidad por parte de organismos federales, contratistas federales y entidades que acepten fondos federales (por ejemplo, distritos escolares locales).

Los Estados también suelen tener leyes de accesibilidad. Por ejemplo, Texas tiene Código de Recursos Humanos, capítulo 21. Dicha ley se lee conjuntamente con Código Gubernamental, Capítulo 469, y las Normas de Accesibilidad de Texas. El El capítulo 21 del Código Laboral de Texas también prohíbe la discriminación laboral basada en la discapacidad de una persona.

Estas leyes abarcan colectivamente aspectos como el empleo, la vivienda, los intérpretes, la arquitectura e incluso los sitios web.

El término «discapacidad» puede definirse de diversas maneras. Pero en el contexto de la discriminación por discapacidad, la definición más ampliamente aceptada procede de la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA), que se encuentra en 42 U.S.C. 12102.

Con arreglo a dicha definición, se entiende por discapacidad una deficiencia física o mental que «limite sustancialmente» una o varias «actividades importantes de la vida» de una persona, un historial de tal deficiencia o el hecho de que se considere que una persona tiene tal deficiencia. 

La expresión «actividades importantes de la vida diaria» incluye muchas actividades, como cuidar de uno mismo, realizar tareas manuales, ver, oír, comer, dormir, andar, estar de pie, levantar objetos, agacharse, hablar, respirar, aprender, leer, concentrarse, pensar, comunicarse y trabajar. También incluye el funcionamiento de las principales funciones corporales, como el sistema inmunitario o respiratorio.